Tratamientos de punción seca (suelo pélvico)

  • Publicado el: 11 April 2015
  • Por: ams
El síndrome de dolor miofascial, que se caracteriza por la presencia de puntos gatillo miofasciales en distintos músculos, representa una de las causas más comunes de dolor musculoesquelético estando presente en casi el 95% de las personas que sufren algún tipo de dolor crónico. Un punto gatillo es una zona especialmente sensible que se encuentra en bandas tensas dentro de un músculo produciendo dolor que se refiere a otras partes del cuerpo.
 
La punción seca es una técnica realmente eficaz aplicada en el tratamiento de los síndromes de dolor miofascial que consiste en alzanzar los puntos gatillo de distintos músculos mediante agujas de acupuntura.
 
La punción seca es una técnica realmente útil en el tratamiento de los pacientes que sufren síndrome de dolor pélvico crónico.
Debiendo ser aplicada únicamente por expertos en la técnica y con amplio conocimiento del suelo pélvico, la punción seca nos permite tratar, con espectaculares resultados, los síndromes de dolor miofascial relacionados estrechamente con todas las patologías englobadas en el síndrome de dolor pélvico crónico (prostatitis, cistitis intersticial, atrapamiento nervio pudendo, vulvovestibulitis, etc) llegando a suponer un gran alivio en la sintomatología dolorosa de los pacientes y con ello una mejora en su calidad de vida.
 
La efectividad de la técnica depende en su totalidad de la precisión y rigurosidad con la que se emplea, por lo que en zonas más profundas o en las que el paquete vasculonervioso de la zona dificulte el acceso al punto gatillo del músculo, conviene realizar la punción seca de forma ecoguiada. Con el ecógrafo es posible monitorizar la entrada y el recorrido de la aguja en el paciente asegurándonos de llegar al tejido diana de forma totalmente segura disminuyendo los riesgos.
 
La musculatura del suelo pélvico, de la pared abdominal y lo músculos relacionados con la estructura pélvica (piramidal, psoas iliaco, cuadrado lumbar, aductor mayor, glúteos, ect.)pueden estar implicados el síndrome de dolor pélvico crónico tanto en mujer como en hombre.
 
La punción seca puede, y debe, combinarse para potenciar sus efectos con otro tipo de tratamientos como la educación al dolor crónico, la terapia manual sobre el tejido blando, la mejora del control motor de los músculos mediante la ecografía y el biofeedback emg, la electroestimulación o la aplicación de diatermia.