Incontinencia urinaria

  • Publicado el: 13 April 2015
  • Por: ams

La incontinencia urinaria de esfuerzo, de urgencia o mixta pueden ser tratados eficazmente con técnicas de fisioterapia. La celeridad en atajar el problema es muy importante en los resultados aunque no hay una edad límite para comenzar el tratamiento

Tanto las llamadas estructuras pélvicas pasivas de suspensión (ligamentos y fascias), como las activas de sostén (músculos: suelo pélvico y esfínteres) cumplen un papel fundamental, esencial, central en el funcionamiento correcto de los órganos de la cavidad pélvica (vejiga-uretra, útero-vagina, recto-ano). Como en cualquier otra parte del cuerpo son objeto de tratamiento con fisioterapia intentando restablecer su correcto funcionamiento, y derivado de esto, evitando o restableciendo problemas como la incontinencia. 

Las guías de práctica clínica más importantes califican con un grado de evidencia científica 1A los tratamientos de fisioterapia en estas patologías (Guía EUA).

Actualmente los resultados se cifran entorno al 70-80% de resultados positivos en los casos leves y moderados.

Es en estos casos donde existe un consenso internacional que indica que todos ellos deben ser tratados inicialmente con estas técnicas antes de plantearse cualquier opción quirúrgica:

Clinical  Practice Guideline No 2.
Depart Health.
Public Health Service AHCPR Publication 96-0682. March 1996.

Incontinence. Recommendations of International Scientific Comittee. Evaluation and treatment of urinary incontinence, pelvic organ prolapse and faecal incontinence.
Abrams P, Cardozo L, Khoury S, Wein A.
United Kingdom: Plymbridge Distributors Ltd; 2002;p.1079-1117.

Además, en los casos donde los síntomas de incontinencia son más graves y no existen otros asociados que indiquen inevitablemente la cirugía se puede realizar un tratamiento, que en ningún caso va a empeorar la situación, y que puede mejorar la calidad de vida del paciente reduciendo considerablemente los síntomas.

Las opciones de terapia son múltiples y deben ser adaptadas a cada caso en función de una valoración inicial personalizada que incluya una ecografia funcional de suelo pélvico. No existen terapias que sirvan para todo el mundo y por supuesto nunca debe realizar aquellas que no partan de un estudio y valoración  previas  por parte del médico especialista y posteriormente del fisioterapeuta.

Los tratamientos serios necesitan de la supervisión, control y ayuda constante del fisioterapeuta para que las técnicas puedan ser eficaces. Las simples indicaciones verbales, papeles informativos, métodos de ejercicio físico en grupo etc. no sólo son ineficaces en la mayoría de los pacientes si no que además en muchos de ellos pueden ayudar a agravar el problema, CUIDADO¡¡¡¡¡¡.