Recuperación postparto

  • Publicado el: 13 April 2015
  • Por: ams

El momento del parto constituye un factor de riesgo muy importante a la hora de desarrollar disfunciones y patologías en el suelo pélvico que pueden ser prevenidas y tratadas desde la fisioterapia. 

Se recomienda hacerse una valoración por parte de un fisioterapeuta a partir de las 10-12 semanas tras el parto con el fin de prevenir/solucionar patologías de suelo pélvico.

¿Quién debe realizarse una valoración de suelo pélvico y cuándo?

Todas las mujeres, independientemente del tipo de parto o cesárea que hayan tenido, deberían hacerse una valoración de su suelo pélvico por parte de un fisioterapeuta especializado, como se realiza en muchos países europeos a parte de las que ya realiza el ginecólogo, a partir de las 10-12 semanas tras el mismo. Durante el embarazo y el parto las mujeres están expuestas a cambios estructurales y posturales, sobreesfuerzos y daños en estructuras pélvicas, abdominales, perineales, etc.Esta valoración nos permite conocer, prevenir y/o tratar problemas futuros como la incontinencia urinaria, la caída de las vísceras pélvicas (vejiga, útero, recto), el dolor durante las relaciones sexuales, etc.

¿En qué consiste esta valoración?

Se realiza una exploración física así como una ecografía de la pared abdominal en la que comprobamos la competencia de la musculatura abdominal profunda, medimos la diástasis de los rectos abdominales, y valoramos el dolor y la movilidad de la cicatriz de la cesárea. Se valora el estado físico de la musculatura del suelo pélvico y del esfínter anal , comprobamos el estado y la movilidad de la cicatriz de la episiotomía , el grado de prolapsos urogenitales, y se realiza una ecografía funcional del suelo pélvico.

Los tratamientos de fisioterapia para la prevención/recuperación postparto son altamente eficaces, sencillos y sin efectos secundarios.

Prevención y recuperación.

Una identificación precoz de los posibles problemas presentes o los que existe riesgo de desarrollar en un futuro, nos permite elegir y enfocar el tratamiento que mejor se adapte a sus necesidades con mayor posibilidad de éxito, ya que es cuando mayor eficacia tienen las terapias y más fácilmente pueden prevenirse o resolverse dichos problemas. Muchas mujeres realizando pequeños tratamientos de fisioterapia pueden evitar grandes problemas en el futuro y tratamientos más complejos como cirugías, de mayor riesgo y mayores posibilidades de efectos secundarios, a la vez que ahorrarse mucho dinero en protecciones para la incontinencia ( muscle training for prevention and treatment of urinary and faecal incontinence in antenatal and postnatal women).

 Otras necesitarán tratamientos completos, pero debido a la celeridad con la que se ataja el problema, si se realiza esta valoración, con muchas posibilidades de éxito. Un porcentaje elevado de las mismas no necesitará nada pero es importante confirmar esta situación ya que en  muchas ocasiones no aparecen sí­ntomas que hagan sospechar a la mujer que pueden existir problemas presentes o futuros y sin embargo pueden comprobarse tras la valoración.

Desde aquí­ animo a todas las mujeres que tras el parto acudan a esta revisión con un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico.

También le puede interesar...